domingo, 11 de octubre de 2015

FICCIÓN: Orihuela misteriosa: Las caras del antigüo Hospital Municipal

ç

Empezamos las investigaciones en torno al edificio que albergaba el Hospital Municipal de Orihuela el día 28 de Septiembre del 2015 a las 15:55.

Animado por un amigo que me había hablado de sucesos extraños increíbles sucedidos en el interior del inmueble me decidí a pasar por allí a echar un vistazo y a realizar alguna que otra fotografía. Dicho edificio ha sido testigo de innumerables muertes de pacientes durante las horribles epidemias que asolaron nuestro municipio, albergando incluso la sala de tuberculosos en el piso de arriba.

De momento esta es la información literal que he obtenido:


La calle del Hospital comienza con el Sanatorio San José, que hacía esquina con la plaza del Carmen, después venía la iglesia de San Juan de Dios, perteneciente al Hospital pero abierta al culto a todos los fieles. Justo a su lado, el Hospital Municipal.
El Hospital Municipal, cuyo director era don José Senén, era atendido por las religiosas de San Vicente de Paúl, dirigidas por la madre superiora Sor Petra, posteriormente vendría Sor Isabel. El Centro tenía en la planta baja una sala de hombres y otra de mujeres, sala de parturientas, farmacia y una habitación con tres losas como depósito de cadáveres o morgue.

El primer piso disponía de residencia para las monjas que prestaban sus servicios allí, con una capilla privada para el culto de las religiosas. En esta misma planta, estaba la sala de los tuberculosos, totalmente separados de los demás para evitar contagios, aquí también tenían a los enfermos separados por sexos. Por último, la sala llamada “de los distinguidos”; eran habitaciones independientes para residentes de pago, a estos enfermos les atendía el doctor Valoria.

Así que movido por la curiosidad decidí acercarme al edificio a echar un primer vistazo, pero sin el propósito de entrar dentro.

No esperaba conseguir ningún resultado, tan sólo ver si me daba algún tipo de impresión y sacar alguna fotografía para tener algo en mi archivo personal.

Lo realmente curioso es que en algunas de las fotografías que realicé aparece algo que me llama mucho la atención y que espero también la de ustedes.

En dos fotografías realizadas sobre las 4 de la tarde, y no estoy hablando de fotos hechas de noche a la hora en la que se suponen que se ven fantasmas y todas esas cosas, les hablo de las 4 de la tarde.

Pues bien, en ambas fotografías realizadas con muy poco espacio entre una y otra aparece lo que parece ser el rostro humano de alguien en medio de un reflejo de color azul.

Sobre el reflejo es normal que con la cámara del móvil que es el aparato que tenía a mano para realizarlas y que es de mediocre calidad aparezcan estos destellos azules.

Pero lo que no es normal son los rostros que si se fijan bien se ven con bastante claridad en ambas fotografías

Seguramente será algún tipo de pareidolia que hace que parezca que sean rostros pero es curioso la fuerza y expresividad que tienen en ambas fotos.

Juzguen por ustedes mismos:

He rodeado la supuesta cara con un óvalo amarillo

También le he puesto el óvalo amarillo para que sepan donde mirar
Yo parezco observar la cabeza de una persona con el pelo largo y con el rostro demacrado por el sufrimiento y con unas grandes ojeras provocadas por largas noches en vela sufriendo punzantes dolores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario