jueves, 12 de enero de 2017

Dichos Machistas Oriolanos y otras cosas


Antiguamente se decía que había dos clases de mujeres malas:

las putas que se acuestan con todos los hombres
y las hijas de puta que no se quieren acostar con ninguno.
...

En Orihuela los buenos maridos rara vez son buenos amantes
y los buenos amantes rara vez son buenos maridos.


Con que ojo al parche, señoras, que duran más los amores tranquilos que los muy apasionados.
...

Las mujeres de Orihuela son tan fuertes que no tienen término medio. El oriolano siente que está casado con un demonio o con un ángel, depende del trato que ella reciba del marido. A una mujer oriolana la puedes orientar pero no se deja manipular. Atento a esto, caballeros.
...


El hombre sólo tiene dos opciones: 
Estar solo y sentirse desgraciado 
o estar casado y querer morirse....

Cuando un hombre se acostumbra a la compañía de una mujer, ya no la quiere perder. No preocuparos tanto, hombres y mujeres, de enamorar a vuestra pareja. Es mejor tratar de acostumbrarla a vuestra presencia.
...

Es triste entrar a un restaurante o un bar y darte cuenta enseguida de quienes son marido y mujer, muy serios, o quienes son amigos que lo pasan bien juntos.
...

“Amo a la humanidad, lo que me molesta es la gente.”
...

"Me he criado en la calle y estoy diplomado en picardías callejeras..."
...

Lo único que hacen las personas desde que se levantan de la cama hasta que se acuestan es tratar de sacarse el dinero unos a otros.
...

Soy modesto porque no le digo a nadie que me siento muy inteligente.
...

Se debe portar bien uno con los hijos porque serán ellos quienes te busquen una residencia para ancianos cuando seas viejo.
...



FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario