miércoles, 24 de agosto de 2016

Orihuela curiosa: La Culebra Gigante del Raiguero


Fue en 1970 cuando la presencia de algo monstruoso se dejó advertir por estos lares.

La agencia de noticias FIEL, ya desaparecida, se hacía eco del hecho el 6 de junio de ese mismo año.


Varios periódicos y semanarios nacionales publicaron la espectacular noticia.

"Los habitantes de una pedanía de la localidad alicantina de Orihuela están aterrorizados ante la aparición, en una finca, de una gigantesca serpiente, de metro y medio de larga, cuya cabeza es del tamaño de la de un niño de varios años. Nadie quiere ir a trabajar a la citada finca y mantienen toda clase de precauciones por si la citada serpiente decidiera hacer alguna incursión. Por ahora, tiene su escondite en un bancal de alcachofas."

Durante los días siguientes, varios testigos, con muy buenas credenciales para que no dudemos de su palabra, afirmaron haber visto a la culebra en una finca de la pedanía del Raiguero de Bonanza. Sus más de 2200 vecinos se sentían amenazados.

Uno de estos testigos fue Paco Los Pinos, que aseguraba haberla visto en la finca La Habana. O un hombre natural de La Aparecida que montaba en bicicleta y aseguró haberla visto entrar a un huerto de naranjos. Aunque la lógica hizo pensar que se escondía en un bancal de alcachofas

La descripción del animal era esta:

“Más de tres metros y medio de largo, y de ancho, más o menos como el de un sifón de Seltz. Con un peso de veintiocho kilos y con una cabeza tan grande como la de un niño de avanzada edad.”

Algunos vecinos valientes que fueron en su captura ayudados de perros de caza dijeron haberse topado con ella y que la habían intentado matar con palos.

     - Ha sido inútil, de cueva en cueva, de charca en charca, el bicho siempre ha conseguido engañarnos y escapar.

Pasado un mes y como el terror seguía implantado entre los vecinos de Orihuela, el cuerpo de bomberos de Alcoy comandados por Francisco Aznar acudió con sus animales adiestrados y con instrumentos de rastreo de los mejores para aquella época. A lo que a los vecinos les dio por llamar “EL SAFARI”.

La partida de especialistas peinó entonces sin piedad la maleza del monte y todo lo que rodeaba al río Segura.

Más de una decena de ejemplares de tamaño normal fue atrapada y exterminada. Pero del bicho ni rastro.

Tras varios días de infructuosa búsqueda, los alcoyanos dieron por terminada la cacería.

Con el tiempo, la cosa fue perdiendo interés y cayó completamente en el olvido.

Desde Estados Unidos, un profesor en biología llamado Persons acudió con mucho interés al encuentro de esta extraña y escurridiza especie de animal rastrero e hizo pública una teoría, que según él era una serpiente de tierra y agua a la vez.

Félix Rodríguez de la Fuente le dedicó un espacio en su programa de televisión: FAUNA.

Varios reporteros de Madrid y también de Inglaterra y Francia aparecieron por Orihuela para tratar lo más delicadamente posible la singular noticia.

Diario ABC

El caso es que del bicho nunca más se supo.

Pero que quede como anécdota, que el monstruo trajo bien y mal a esta tierra.

Tres hombres se cruzaron en su camino y con desigual destino, acataron lo que el monstruo les tenía preparado:

  A uno lo tentó con la suerte, Manuel Marcos García, compró un décimo de lotería a un vendedor que acudió a la llamada de la serpiente y ganó un premio de más de un millón de pesetas.

  Otro, la vio de lejos cuando la buscaba y perdió de golpe la salud.

  Y por último, aquel de Bilbao, D. Fernández Abad que con la escopeta al hombro y acompañado de su perro vivió la aventura de su vida.


Y para terminar les dejo con estos versos que compuso Antonio Sabater para las fiestas del Raiguero de aquel mismo año y que dedicó exclusivamente al bicho:

Colección Antonio L. Galiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario