domingo, 20 de septiembre de 2015

Orihuela misteriosa: Centro Espirita LA LUZ DEL CAMINO


El 9 de mayo de 1994 fue inaugurado en Orihuela el Centro Espiritista denominado “La Luz del Camino” situado en el nº 13 de la calle Cádiz Bis de la urbanización de Montepinar.

Como invitado de honor asistió el espirita brasileño de fama internacional Divaldo Pereira Franco

En una entrevista concedida  a la revista socio cultural LA LUCERNA el señor José Aniorte Alcaraz (presidente del Centro Espirita) afirmaba que el espiritismo es una ciencia que sin imponer nada a nadie y respetuosa con las convicciones de cada uno trata de la naturaleza, el origen y el destino de los espíritus, y de sus relaciones con el mundo corpóreo.
Tiene por objetivo combatir la incredulidad y sus funestas consecuencias, ofreciendo pruebas evidentes de la existencia del alma y de la vida futura.

La doctrina Espirita se basa en la existencia de un mundo invisible, integrado por seres incorpóreos que pueblan el espacio y que son almas de los que han vivido en la tierra o en otros mundos, donde dejaron su envoltura material.

El proceso de comunicación se realiza a través del grupo formado por los asistentes a la sesión que elevan sus vibraciones y por mediación de un médium, nuestros familiares y amigos ya desencarnados se comunican con nosotros y transmiten sus mensajes, nos aconsejan y nos ponen en contacto con otros espíritus que son personas que ya desencarnaron y que están sufriendo, asustados, enloquecidos y muchas de las veces no se dan cuenta de que ya han muerto. Nosotros tenemos que aconsejarlos y tranquilizarlos para que se den cuenta de su nueva situación.

Ayudamos también a personas que están enfermas, enfermedad que la medicina y nuestros médicos no pueden tratar. Esta clase de enfermedad espiritual consiste en que espíritus negativos o malévolos se apoderan de seres más interiorizados debido a deudas contraídas en el pasado y que aún no han podido rescatar.

Estos espíritus negativos ven en estos hermanos una presa fácil y se apoderan de ellos con el deseo de venganza o simplemente, para hacer daño. Nosotros, muchas veces con la ayuda del Mundo Mayor, conseguimos la estabilidad de estos enfermos y al mismo tiempo ayudamos a sus perseguidores por medio del esclarecimiento, ya que ellos también son nuestros hermanos.

En definitiva, los espíritus sn todas las personas que ya han muerto. Con la muerte nos desprendemos del cuerpo material y volvemos a nuestro cuerpo astral, que ya teníamos antes de nacer, pero la muerte no cambia nada, continuamos con nuestros vicios o virtudes, es decir, quien es malo, vicioso o ignorante, así continúa, y quien es bueno, virtuoso o sabio, continúa siéndolo. Los primeros son los Espíritus maléficos o negativos y los segundos son los Espíritus buenos y elevados. Si tenemos los mismos gustos y las mismas vibraciones que los Espíritus malos los atraemos  y pasan a vivir con nosotros, son nuestros amigos, nos aconsejan y nos ayudan a llevar una vida descontrolada con lo cual nos hacen mucho daño.

Si nuestras vibraciones son elevadas, si practicamos las enseñanzas de nuestro querido y buen maestro Jesús, atraemos a los Espíritus elevados que nos ayudan y aconsejan y cuando regresamos al plano espiritual, nos esperan de brazos abiertos.

Teléfono para el que esté interesado: 656849678
Página Web: http://laluzdelcamino.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario